jueves, 8 de agosto de 2013

Españoles, he aquí los Zimbabweses

Eh! Gente, mucho tiempo, eh? Bueno, como siempre cuento cosas que ocurren aquí o a los sitios a los que voy,… y siempre menciono a la gente con la que estoy, he creído oportuno hacer una presentación oficial, más o menos, de la gente con la que trato diariamente, o casi, y con la que tengo la suerte de pasar muy buenos ratos. Para que les pongáis cara, vamos. Pido de antemano disculpas a los protagonistas por el robo indiscriminado de fotografías en facebook, ya que no tenía de donde sacarlas. Voy a tener que hacer mi propio álbum de todos, pero eso más tarde…. 





Chenai (Chenaitti, Cenutria, ChenChen, Sister y demás motes…)

A esta preciosidad la conocí como a la semana de llegar a Zimbabwe. Necesitaba una ayudita en la confección de un texto para el tema de mis abanicos y me dijo Jose Luis que le preguntase a “Chenai”, una chica que vive en el cottage de Villa Victoria. “Ve para allá, la llamas y seguro que ella te ayuda”. Pues bien, heme allí en su puerta, “Chenai??? Soy Nené, me ha dicho Jose Luis que podrías ayudarme con esto”. Lo primero que pensé: “Qué tía más guapa y más alta… y qué lissssta es la jodía” jejeje. Ya sabéis de mi exquisitez para con el castellano, hablado y escrito. Pues ella es igual con el inglés. En ella tengo a la mejor profesora, traductora, explicadora, cuidadora… etc etc… de toda África. Al poco tiempo de cruzarnos varias veces, ya nos llevábamos genial. Tiene un sentido del humor finísimo, siempre está feliz, es una tía abierta y cariñosa. Gracias a ella he conocido a todos los que vienen después. Ahora prácticamente no hago nada sin ella, Pili y Mili,… y claro, me ha tenido que adoptar como hermana, qué menos! Siempre se preocupa de cómo estoy, dónde, haciendo qué,…. De si entiendo todo lo que pasa alrededor… Y a poco que no nos veamos, ya me está escribiendo… “¿Dónde estás? ¡Te echo de menos!”. Desde aquí tengo que decir que gran parte de mi alegría de haber venido y de mi día a día feliz y entretenido es por ella. My lovely sister. Y lo que es muy importante, siempre me está aconsejando y escuchando. Parecemos dos cotorras. Ya somos como dos viejas amigas de siempre, entre las que los silencios no son incómodos. También ha sido mi profesora de billar y podemos pasarnos horas las dos disfrutando del juego en la peor mesa de billar del mundo, pero riéndonos de nosotras mismas y disfrutando del simple hecho de compartir el tiempo. Y ahora está sacando su verdadera personalidad friki, llevándome prácticamente todos los días, antes de volver a casa, a Chinotimba a por unos gusanos. Sí, no es broma, a la mínima de cambio, ya está sacando una bolsa de gusanos del bolso y dándose un gusto al cuerpo y al paladar. A veces me consigue engañar y me como alguno. Si no salgo viva de esta, ya sabéis quién es la culpable. 




Dionne (Dionitti, Deedee, “fucking bitch”, bossy, babe…)

A esta otra guapa la conocí un día en una barbacoa, en casa de Ryan y Fiona, de los que hablaré más abajo. Desde el principio pensé… “uys, qué estirada! Parece una estatua de piedra!”, la verdad es que siempre te llevas impresiones erróneas de la gente si no te paras a rascar un poquito más de la superficie… y la verdad es que poco a poco, en pequeños momentos en los que se asomaba al mundo desde sus profundos pensamientos, se empezó a aparecer ante mí una tía con las ideas muy claras, muy lista y supercurranta, madura y sentimental. La verdad es que muchas veces me desconcierta con sus desapariciones de espíritu en vivo y en directo. Lo mismo está participativa, habladora y risueña, que al segundo siguiente sus pensamientos y su ánimo se han ido a otra parte y sientes que la estás dejando hasta de ver! Elegante y dulce, … hasta que me voy con ella a pasar una semana en Harare! Ay, Dios mío! De esa semana viene el mote de “fucking bitch”. Jajajaja tenía que organizar una mudanza de Harare a Victoria Falls, y cuál es mi sorpresa, que debajo de esa corderita dulce y soñadora, se esconde una leona de la sabana africana. Ahora ya sé cómo se las gasta y creedme, me podría aniquilar con una mirada. Jaja! Su sentido del humor es tan exquisito que es difícil hacerla reír, ahora, cuando se pone, tiene la risa más contagiosa del planeta, le sale la alegría por todos los poros. Y detrás de esa personita pensativa, hay una familia encantadora, con la que tuve la suerte de vivir en Harare, y que decían mucho de ella, todo bueno, por supuesto. Tiene una mirada que habla sola. Es la típica persona que parece muy segura, directa y decidida, pero a veces le encuentro ese punto de bebé inerme. 




Pamela (Pamelita, PamPam, Pamelita-Ramerita)

A Pamela la conocí también en una de las primeras barbacoas a las que fui en casa de Ryan y Fiona. Esta person, que parece muy calladita, incluso a veces tímida y serena, con el tiempo me di cuenta que es toda una fachada de falsas impresiones, porque poco a poco, a medida que nos íbamos conociendo, ha ido sacando su verdadero yo a la palestra. Es encantadora donde las haya, siempre de buen humor y riéndose de todo lo que ocurre a su alrededor. Es agradecidísimo hacerle bromas porque siempre se parte de risa y siempre tiene algún comentario en respuesta, por supuesto sin quedarse corta si se trata de repartir caña. Tiene un hijo de 7 años llamado Hugh. Un auténtico muñeco, al cual ya me lo he agenciado de novio, cosa que a él no le hace ninguna gracia…, o eso nos hace creer, porque siempre anda huyendo de mí, pero a la vez siempre tratando de llamar la atención. Encantador como su madre y un futuro jugador de billar excelente. Jeje… Con él, Pamela lleva su vida de una forma increíblemente organizada, siempre tiene tiempo para nosotras, para el trabajo, para su hijo y familia y para disfrutar de la vida como la que más. Perfecta para escucharte todas las chorradas que se te ocurran, problemas y demás. Siempre tiene un consejo bueno y cariñoso para todo. Ella es la auténtica representación del “african time”. Para ella los minutos representan cuartos de hora. Las medias horas, son hora y media,…y así todo. Cuando dice “llego en diez minutos”, ya sabemos que tenemos que relajarnos porque viene en 35. Con su cochecito todo terreno nos lleva a todos lados, como buena “mami” y amiga. Con ella he compartido también el hacer el papel de tía de su hijo. Que si un partido,… y allá que nos vamos a verlo jugar y a vitorear como la que más. También hago de tía en el sentido educacional, como buena mandona que soy, así tengo a Hugh, bajo mi yugo. Da gracias, di por favor, siéntate asao, y la que más me gusta, que a mi hermano Álvaro le traerá recuerdos: “las mujeres sí te pueden pegar a ti, tú a ellas no” jajajaja Marca registrada.




 Nash (Maoneninini, the cute, Tinashito)

A este misterio lo conocí como a la semana de llegar, la primera vez que fui a Shoestrings… allí estaba él, tan estiloso como siempre, con su aire moderno e intelectual. Creo que fue de los primeros locales que se me acercaba para charlar y averiguar qué cosa era yo. Recuerdo que aquella conversación me mantuvo boquiabierta durante y después de producirse. Pensé, bueno, y se lo dije, qué bonitas palabras elegía para expresarse. “Debe ser artista” pensé. Efectivamente, con el paso del tiempo, fuimos encontrando más puntos en común filosófica y mentalmente, y fui encontrando sus puntos de arte en muchas facetas. Compositor de música, maravillosa voz cuando decide darnos el gusto, buen y concienzudo pensador, eterno buscador, algunas veces pintor, otras fotógrafo… taciturno a ratos, solitario otros, y el bailador con más ritmo de por aquí… y aquí hay mucho ritmo! Tiene la habilidad de sorprenderme. Bien con visitas sin previo aviso sólo para charlar e intentar ayudarme a hacer algún abanico, por supuesto sin directrices… Dios me libre, bien dejando dibujos en las paredes de mi taller, bien cocinando los primeros gusanos que he probado en mi vida, bien cantando canciones de bienvenida en exclusiva, bien convirtiéndose en el compañero de charlas de lo más interesantes, aunque yo raje bastaaaaaaaante más que él. Quiere hacerlo todo, quiere pensarlo todo, quiere sacarle jugo a todo, o bien no quiere nada más que desconectar. Una bomba de mezcla. Tiene la habilidad de sacar algo especial de cualquier cosa mundana e insignificante para otros. 




Garth (Garthito, Grey al principio, y a veces cuando se despista “baby”)

Recuerdo mi primera conversación con él porque me llamó la atención que un tío deportista y “chuleras” como me pareció al principio, se preocupase por la moda femenina. Me estuvo preguntando qué pensaba yo de los pantalones de talle alto, que a él no le gustaban nada y que no entendía por qué las mujeres los utilizaban. Patitiesa me dejó con la pregunta. Jaja!!! Al principio lo llamaba Grey porque no había forma de entender la pronunciación de su nombre. Muy al principio me pareció un tío superserio y con poca gracia, pero luego me di cuenta que no era seriedad, sino que es bastante tímido. Se le perdona entonces. Se lo decía a Chenai y ella me decía: “qué va!!! Si está todo el tiempo haciendo bromas”. ¿Bromas? Claro, luego caí que el problema era que yo no me enteraba de la mitad de las cosas que decía, y sigo sin captar nada muchas veces. Cosas del acento, que él al ser Sudafricano-Zimbabwés tiene un acento mucho más perfecto y yo… de hablar tan perfectísimo inglés, como que no. Poco a poco se fue soltando más y siendo más “divertido”, empiezo a cogerle el punto, aunque digamos que a veces me río de algo que dice porque intuyo que es una broma…. Pero que quede entre nosotros… no me he enterado ni del nodo, todo sea por no hacer un feo. Ahora que ya veo que se va soltando y que su timidez va desapareciendo, me permito el lujo de llamarlo Garthito… así, para que se relaje. Es buen compañero de billar porque tiene buen perder y muy buen ganar. Debo contar una anécdota, que ya se ha convertido en costumbre, que cuando jugamos juntos, para decir al compañero algo así como gana la partida, o “haznos ganar”, se dice “take us home” (digamos, llévanos a casa), y yo, que para variar no me enteraba de que se tenía que decir el plural, le dije varias veces “take me home” para que nos hiciese ganar… hasta que un día me explicó que mi frasecita tenía otras connotaciones, vamos, que estaba diciéndole que me llevase a casa… ustedes ya me entienden.

Y por hoy ya he escrito suficiente... por supuesto hay más Zimbabweses que os iré presentando, poco a poco,... así que....... CONTINUARÁ... To be continued...)

1 comentario: